El alisado permanente es un tratamiento importante que permite a las mujeres estar bien arregladas en todo momento sin necesidad de darle al cabello demasiada atención. Además ayuda a reducir costos y tiempo en lo que respecta a estar constantemente yendo a la peluquería.

¿Qué es el alisado permanente?

Quienes tienen un cabello rizado por naturaleza o con mucho frizz tienen el problema de que resulta dificultoso mantenerlo bien cuidado. Ahora bien existen distintos tipos de tratamientos, y uno de ellos es el alisado permanente.

Este ayuda a alisar de manera total los rizos o de forma parcial. Puede hacerse para poder tener un cabello más manejable y también realizarse determinados peinados que pueden ser difíciles con un cabello demasiado ondulado.

¿Cómo se hace el alisado permanente?

Esta técnica se realiza al aplicar sobre el cabello un producto químico que tiene  como principal función alisar el cabello para dejarlo suave, sedoso y más manejable para darle un aspecto hermoso.

Tal producto debe poseer algún condicionante que ayudan a que el cabello se mantenga bien cuidado, siempre siguiendo las pautas básicas de los profesionales que los ejecutan.

Algunos de tales activos químicos son:

  1. Tioglicolato de amonio
  2. Hidróxido de sodio
  3. Disulfuro de amonio

Cada uno puede realizarse de la siguiente manera:

Alisado permanente con hidróxido de sodio

Este tipo de producto es que el que se emplea más comúnmente para el alisado permanente. Contiene PH alcalino, es caustico y muy cremoso. Normalmente se aplica de forma directa sobre el cabello para que este penetre a la corteza y pueda deshacer de manera correcta la estructura molecular natural de la onda del cabello.

Esta clase de cosmético no solo alisa el cabello sino que también lo suaviza y los fortalece. Los cabellos que no son porosos, o mejor dicho que no absorbe de forma correcta las cremas alisadoras deben tener un tiempo mayor de exposición del químico para que el efecto sea mejor.

Tiempo de exposición ante el hidróxido de sodio

Este tipo de tratamiento debe permanecer en el cabello aproximadamente 30 minutos para que produzca el efecto deseado. Sin embargo, será el profesional de belleza quien se encargará de realizar pruebas en las mechas del cabello para determinar cual es el tiempo adecuado para un alisado satisfactorio.

Alisado permanente con tioglicolato de amonio

El alisado permanente con tioglicolato de amonio es bastante inocuo que el resto de los productos para el alisado, lo que indica que es bastante suave puesto que posee un PH aproximado de 9,2.

A pesar de ello tiene la capacidad de alisar el cabello de manera perfecta, pero no es recomendable en aquellos cabellos que son muy ondulados, ya que comúnmente no realiza el efecto deseado.

Aspectos destacados del tioglicolato de amonio

Al realizar la técnica de alisado con el tioglicolato de amonio es imprescindible emplear un neutralizador, producto añadido después de los alisadores, al que también se le denomina como fijador y tiene la capacidad de detener la acción de los químicos en el cabello después de su aplicación.

Los neutralizadores son parecidos a los empleados en las permanentes para alisar el cabello, pero endurecen o fijan los enlaces rotos para que estén en una nueva posición.

Consejos antes de realizar un alisado permanente

Deben tomarse en cuenta detalles como los siguientes:

Historial del cabello

Toda persona que se somete a un alisado permanente debe estar consiente de que está poniendo en manos de un profesional los resultados posteriores, y para ello es importante informarle sobre los tratamientos realizados de manera reciente.

Análisis del cabello

El especialista en cabello debe hacer una evaluación de las distintas propiedades físicas del cabello para poder determinar si el cabello redundará en éxito o fracaso. Teniendo en cuenta propiedades importantes como:

  1. La porosidad, que consiste en la absorción del cabello a la humedad, sin importar la textura.
  2. Elasticidad, corresponde a la resistencia o capacidad que tiene el cabello para estirarse o volver a sus estado original sin que se rompa.
  3. Y la dureza que se refiere al grado de grosor que posee el cabello y se determina por el grosor del tallo capilar.

Al tener en cuenta estos aspectos fundamentales, la persona se encuentra ante la posibilidad de realizarse o no un  alisado permanente para evitar daños irreparables en el cabello.

Aprende sobre otros alisados: